28.9.20

RAÍZ DEL FUEGO

El fuego debe estar dentro del árbol
para que el árbol pueda dar a luz.

Si el fuego no estuviera ya en el árbol
¿arderían las ramas que frotamos?

25.9.20

ASÍ HABLÓ PENÉLOPE

He aquí el palacio donde he aprendido a sobrevivir;
donde hace años abracé a Odiseo, 
fornido hijo de Laertes, por última vez-- 
un largo abrazo que bastó 
para aunar nuestros latidos antes de su partida a Troya. 

He aquí el palacio donde deambulo por los pasillos, 
un mundo de madera y piedra que es mío. 
He aquí la estancia donde trabajo la lana, 
y me hablo en alto; 
donde aún despierta doy vueltas y vueltas, 
donde en medio de la noche voy y vengo, 
mientras una vez más me convenzo 
de que la terrena idea del amor sigue siendo la sangre viva que me ronda el cuerpo. 

He aquí el palacio donde porto la corona de la fidelidad; 
donde el sonido del mar es aquel con que pienso. 
Por tanto, si de pie, junto a la ventana, ver siempre deseo 
la silueta de un barco que a mí viene, 
qué ha de ser sino mi amor, 
y la pasión por Odiseo que acrecienta el tiempo, 
por mi astuto marido que piensa lo mismo, y a quien espero. 

Así habló Penélope al despertar esta mañana, 
cuando el dorado paño del alba ascendía 
desde el mar.

.
(Traducción: Nuria Brufau Alvira)

2.9.20

El hombre imaginario


vive en una mansión imaginaria
rodeada de árboles imaginarios
a la orilla de uny río imaginario

De los muros que son imaginarios
penden antiguos cuadros imaginarios
irreparables grietas imaginarias
que representan hechos imaginarios
ocurridos en mundos imaginarios
en lugares y tiempos imaginarios

Todas las tardes tardes imaginarias
sube las escaleras imaginarias
y se asoma al balcón imaginario
a mirar el paisaje imaginario
que consiste en un valle imaginario
circundado de cerros imaginarios

Sombras imaginarias
vienen por el camino imaginario
entonando canciones imaginarias
a la muerte del sol imaginario

Y en las noches de luna imaginaria
sueña con la mujer imaginaria
que le brindó su amor imaginario
vuelve a sentir ese mismo dolor
ese mismo placer imaginario
y vuelve a palpitar
el corazón del hombre imaginario


1.7.20

NIEBLA

En mi estrecho cuarto, arrojo
Amplia la ventana, y dejo entrar
La profunda lascivia
De la primavera. Sombras confusas
Aletean en las cortinas semicerradas.
Escondida en el pabellón, sin palabras,
Froto el arpa rosa jade.
Muy lejos un peñasco rocoso
Cae desde una montaña en el
Alba temprana. Una brisa suave
Sopla la niebla como una sombra
A través de mi cortina. Ah brillantes vainas
Del pimiento, no necesitan
Ustedes inclinarse y rogar perdón.
Yo sé que no pueden retener
El día que pasa.

HACIA ADELANTE

Yo quería detenerme,
me volvió a impulsar,
pasados árboles negros,
sin embargo bajo los árboles negros
yo quería parar un poquito,
me impulsó de nuevo,
pasando verdes prados,
sin embargo junto a los verdes prados
yo sólo quería parar,
me impulsó de nuevo,
pasando pobres casuchitas,
en una de esas casuchitas
yo querría parar,
observando su pobreza,
y cómo su humo
se eleva calmadamente hacia el cielo,
ahora me gustaría parar por un buen rato.
Dije esto y me reí,
el verde de los prados se rió
el humo se elevó sonriendo humosamente,
me impulsó una vez más.

11.6.20

Amor a primera vista

Los dos pensaron que
un repentino sentimiento los unía.
Esa seguridad era hermosa
aún más hermosa que la inseguridad.
Ellos pensaban que no se conocían
el uno al otro.
Nunca había pasado anda entre ellos.
Estas calles, estos corredores
"Dónde pudieron haberse conocido antes?"
Me gustaría preguntarles si pueden recordarlo.
Quizás un día en una puerta de vaivén, cara a cara?
¨Un "perdón" en la multitud? "Un número equivocado
en el teléfono?"
Pero yo sé la respuesta: no ellos no lo recuerdan.
Que tan sorprendidos estarían
de que ya, y por un largo tiempo,
el destino haya estado jugando con ellos.
Aún no listos para cambiar dentro del destino
que los acerca, y al mismo tiempo los aleja
cortando su camino y reprimiendo una visión,
escapándose aún más.
Había señales, indicaciones indescifrables,
"qué importa?"
Hace tres años, tal vez,
o quizás el pasado martes
esta hoja volando de un hombro a otro.
Algo perdido y recolectado.
Quién sabe "quizás aún una pelota en
los arbustos de la niñez?"
Hubo manijas, timbres,
donde en la huella de una mano
otra mano era puesta.
Maletas de viaje
una al lado de la otra
en el equipaje abandonado
y tal vez una noche en un mismo sueño
olvidado al caminar.
Pero cada principio es solo una continuación
y el libro del destino está siempre abierto a la mitad

2.6.20

LA VENUS CALLIPYGA

Hubo en la Grecia dos siracusanas,
Que tenían un trasero portentoso;
Y, por saber la cual de las hermanas
Lo tenía más gentil, duro y carnoso,

Desnudas se mostraron a un perito
Que, después de palpar con dulce apremio,
Ofreció a la mayor su mano, en premio.
Tomó su hermano el no menos bonito

De la menor; alegres se casaron,
Y, tras más de una grata peripecia,
En honor de las dos un templo alzaron,
Con el nombre de: «Venus, nalga recia.»

No sé qué intención hubiera sido,
Mas fuera aqueste el templo de la Grecia
Al que más devoción habría tenido.

4.5.20

Mi tío Jack


mi tío Jack
es un ratón
es una casa en llamas
es una guerra por comenzar
es una hombre corriendo por la calle
con un cuchillo en su espalda.

mi tío Jack
es el muelle de Santa Monica
es una almohada azul y polvorienta
es un perro blanco y negro escarbando
es un hombre manco encendiendo un cigarrillo
con una sola mano.

mi tío Jack
es un pedazo de la tostada que se quemó
es el lugar donde olvidaste buscar las llaves
es el placer de encontrar 3 rollos de papel higiénico
en el ropero
es el peor sueño que tuviste y que no podés
recordar

mi tío Jack
es el petardo que cayó en tu mano
es tu gato atropellado a las 10:30 de la mañana
es la generala que ganaste en el estacionamiento
de Santa Anita
es el hombre porque tu mujer te abandonó aquella
noche en la habitación de un hotel barato

mi tío Jack
es tu tío Jack
es la muerte llegando como un tren de carga
es un payaso con ojos tristes
es el eje de tu auto y las uñas de tus pies y el grito
de la montaña más grande
                         ahora.  

9.2.20

Como tú

Yo como tú
amo el amor,
la vida,
el dulce encanto de las cosas
el paisaje celeste de los días de enero.

También mi sangre bulle
y río por los ojos
que han conocido el brote de las lágrimas.
Creo que el mando es bello,
que la poesía es como el pan,
de todos.

Y que mis venas no terminan en mí,
sino en la sangre unánime
de los que luchan por la vida,
el amor,
las cosas,
el paisaje y el pan,
la poesía de todos.

29.1.20

EL GRILLO


Música porque sí, música vana
como la vana música del grillo;
mi corazón eglógico y sencillo
se ha despertado grillo esta mañana.

¿Es este cielo azul de porcelana?
¿Es una copa de oro el espinillo?
¿O es que en mi nueva condición de grillo
veo todo a lo grillo esta mañana?

¡Que bien suena la flauta de la rana!...
Pero no es son de flauta: en un platillo
de vibrante cristal de a dos desgrana

gotas de agua sonora. ¿Qué sencillo
es a quién tiene corazón de grillo
interpretar la vida esta mañana!