9.4.16

El buen leñador

El buen leñador
jamás ha
talado
un árbol.

Es más
con el tiempo
que a su oficio le sobra
planta
variados especímenes
de sombra.

Se alimenta
de insectos y raíces:
su cultura
es originaria.

El hacha
del buen leñador
no siempre está afilada
pero el bosque
reluce
en su mirada.

Amigo de la corteza
del pasto
y del corazón
de la madera.

El buen leñador
mueve especias
y se calienta en invierno
al fuego
de su locura.

No hay comentarios.: